lunes


QUEMAR LIBROS A QUIEN DAÑA?

borges, en la biblioteca de babel, cuando habla de la tarea realizada por los Purificadores, que destruyeron millones de libros, le hace decir a su personaje:
Foto de Jorge Jorgi.
"...Otros, inversamente, creyeron que lo primordial era eliminar las obras inútiles. Invadían los hexágonos, exhibían credenciales no siempre falsas, hojeaban con fastidio un volumen y condenaban anaqueles enteros: a su furor higiénico, ascético, se debe la insensata perdición de millones de libros. Su nombre es execrado, pero quienes deploran los «tesoros» que su frenesí destruyó, negligen dos hechos notorios. Uno: la Biblioteca es tan enorme que toda reducción de origen humano resulta infinitesimal. Otro: cada ejemplar es único, irreemplazable, pero (como la Biblioteca es total) hay siempre varios centenares de miles de facsímiles imperfectos: de obras que no difieren sino por una letra o por una coma".
Generalmente, la quema de libros produce más daño a quienes la realizan que a la misma existencia de los libros.
Hitler, Videla, Pinochet, Stalin, etc, no están y van a ser olvidados en algún momento.
Los libros que ellos quemaron, están entre nosotros...ah y no creo en la existencia del alma (todo esto está referido al título de una página del club de lectores que reza: el desalmado que quema un libro, ya había quemado su alma con anterioridad" y con intenciones de iniciar debates).
saludos, gente de letras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada